MEDICINA NATURAL

Salvador Navarro Zamorano

VÉRTIGO

 

 

 

 

 

 

                                     EL VÉRTIGO

Poca  gente escapa de tener esta desagradable sensación alguna que otra vez. Y, aunque no signifique nada serio, provoca inseguridad y preocupación.

Para entenderlo mejor, vamos primero a examinar una maravilla de la ingeniería humana como es el equilibrio corporal. El sistema está centralizado en el cerebro y tres son las fuentes sensoriales básicas. Una es el laberinto, conjunto de cavidades entre el tímpano y el canal auditivo interno, que funciona como una especie de giroscopio dentro del oído. Otra es la visión, que establece la noción de verticalidad y horizontalidad. La tercera es en la capacidad sensorial de todo el organismo o sensación que se tiene de los músculos, articulaciones, plantas de los pies pisando el suelo, etc.

Cualquier interferencia en el funcionamiento de ese conjunto puede llevar a la pérdida del equilibrio, o sea, el vértigo. Entre ellas se incluye problemas en los oídos, corazón, vasos sanguíneos, sistema nervioso central, química del cuerpo y hasta problemas emocionales.

Se ha descubierto que hay hasta 63 enfermedades que causan vértigo. Una tercera parte de los casos se origina en problemas del oído. Otro tercio parece ser psicológico. El otro tercio restante proviene de la esclerosis múltiple, enfermedades neurológicas  y de males metabólicos como la diabetes. Hay pacientes que no saben padecen de diabetes hasta que los vértigos los llevan al médico.

El primer trabajo del médico, cuando el paciente se queja de vértigos, es saber lo que realmente quiere decir con el síntoma. En general, la palabra vértigo indica sensaciones diferentes para cada persona.

En otras palabras: si alguien dice que está con vértigo, el médico le pide definir el problema con otras palabras describiendo los síntomas. No es que el paciente no sepa hablar; es que realmente se trata de sensaciones difíciles de explicar. Por ejemplo: si una persona que se queja de vértigo, al detallar los síntomas, puede decir que se siente débil o aturdido. Ahora, el cuadro nada tiene que ver con el vértigo, descrito como una sensación de girar y caída. Los diagnósticos son diferentes.

El verdadero vértigo es provocado por principalmente por problemas en el oído interno; pero ciertos medicamentos, tal como: diuréticos, algún antibiótico y cafeína, también puede desencadenarlo. Lo mismo ocurre con una baja transitoria de la presión arterial, debido a un cambio de posición; otros orígenes más graves, son la epilepsia y tumores cerebrales.

De todos los problemas de salud que originan vértigo, tres son los más comunes: el síndrome de Meniere, el vértigo posicional benigno y la neuritis vestibular.

Síndrome de Meniere.- El aumento de la presión en el oído interno, órgano constituido por el laberinto y cóclea (formación semejante a un caracol, donde las vibraciones sonoras se transforman en sensaciones auditivas). No se sabe exactamente lo que causa la perturbación; hasta ahora, las hipótesis son: hipertensión e inflamaciones crónicas del oído. El síndrome que alcanza a uno o los dos oídos puede llevar, después de numerosas crisis a lo largo de los años, a la pérdida de la audición. Los pacientes se quejan de vértigo, zumbidos y una sensación de tapón en el oído. El mal afecta a una de cada mil personas de todas las capas sociales y, frecuentemente, en mujeres de media edad.

Los tratamientos para el síndrome de Meniere varían, incluyendo dietas sin sal, el uso de diuréticos, vasodilatadores y medicamentos para combatir náuseas. Si con todo, el problema del vértigo no ha sido superado, se puede acudir a la cirugía capaz de reducirlo o eliminarlo.

El vértigo posicional benigno se desencadena cuando los cristales microscópicos de carbonato de calcio, situados en el interior del oído interno, que sirven para detectar el movimiento lineal, son desalojados por envejecimiento o traumas. Las infecciones virales pueden tener un efecto similar.

En tal caso, las personas sienten vértigo al cambiar rápidamente la posición de la cabeza hacia un lado o al acostarse en cama. No suele ocurrir en estado de vigilia o caminando. El tiempo del malestar es corto, quince o treinta segundos; sin embargo, acostumbra ser intenso a punto de causar aprensión.

Ahora atención: en general, basta repetir el movimiento que causó el primer ataque, para que el vértigo posicional benigno vuelva a manifestarse. Pero si el paciente hiciera el movimientos dos o tres veces seguidas, la intensidad del vértigo disminuye, pero sin desaparecer. Cuando la persona asume la postura que ha causado el problema a la media hora siguiente, volverá a quedar mareada al realizarla. El problema es benigno y en muchos casos limitado a pocas semanas de duración; después, gradualmente, desaparece, excepto en algunas personas mayores, que es cuando se vuelve crónico.

Neuritis vestibular es la inflamación del nervio vestibular, localizado en el oído interno. Usualmente es provocado por una infección vírica.

En verdad, la crisis es un largo ataque de vértigo. Comienza de repente, al poco tiempo se agrava y tarda semanas en desaparecer. Durante ese período el paciente puede quedar seriamente incapacitado, si el caso fuera agudo.

La neuritis vestibular desaparece por sí misma, después de dos o tres semanas, no habiendo un tratamiento específico.

Todavía existen otras dos causas de vértigo: la laberintitis, inflamación del oído interno que, a veces, provoca vértigo, zumbidos fuertes y disminución de la audición; y el neurinoma del acústico, tumor benigno alojado en un nervio del oído interno, que causa zumbido, disminución de audición y, ocasionalmente, fuertes vértigos. Se recomienda la cirugía para extirpar el tumor.

La debilidad y el aturdimiento que caracteriza el vértigo normal (sin caída) son más comunes que el verdadero vértigo. Muchas personas, en algún momento de su vida, sienten los síntomas. Claro que hay enfermedades que pueden causarlos, pero son excepciones.

Como el vértigo, las tonturas sin giros, tienen diversos orígenes. Uno de ellos es la mencionada hipotensión postural. Se trata de algo que ocurre normalmente, que a veces confundimos con el vértigo. No pasa de ser un momento de inestabilidad originado por el brusco cambio de la postura del cuerpo. Levantarse rápidamente de la cama o de una silla, puede provocar la misma sensación. Por tanto, conviene tomar simples precauciones; erguirse despacio, por ejemplo. Una observación: Si las tonturas fueran fuertes o prologadas, es aconsejable procurar ayuda médica.

Entre los factores más serios que causa tal disfunción, se incluyen ataques cardíacos, arritmia cardíaca, hipertensión y arterioesclerosis, hipoglucemia (baja tasa de azúcar en la sangre) e hiperventilación por aumento exagerado del ritmo respiratorio, acompañando a un estado de ansiedad. También la edad avanzada da margen a numerosos problemas de equilibrio relacionados con la arterioesclerosis (rigidez de las arterias).

Si el simple aturdimiento y el desagradable vértigo están causados por tantos factores, ¿qué debemos hacer para diferenciar casos serios de aquellos que no tienen importancia? Algunos otorrinos comienzan haciendo rellenar un cuestionario.

En el texto se explica lo que se entiende por vértigo y se describe la definición de los términos para garantizar que médico y paciente van a hablar la misma lengua.

Cuando el cuestionario no basta, el especialista puede usar un test más complicado: el electromograma. Existe una estrecha relación entre el sistema del equilibrio, localizado en el oído interno y el movimiento de los ojos. Es común que hayan movimientos espontáneos anormales en pacientes con problemas en el oído interno.

Para captarlo, el electromograma utiliza un campo eléctrico. Y lo que hace es unir las extremidades de un circuito al paciente. Cuando los globos oculares se mueven, también lo hace el campo eléctrico. Entonces señala si hay una disfunción en el sistema de equilibrio. Seguidamente, si el problema se localiza en el oído interno o en el cerebro. En tercer lugar, si el problema está en el lado derecho o en el izquierdo. Nuevas técnicas permiten localizar el problema en el interior de las diferentes partes del cerebro.

¿Cómo saber si el vértigo que sentimos exige una visita al médico? Veamos:

¿Se trata de un vértigo fuerte?

¿Persistente?

Hay síntomas, como dolor en el pecho o palpitaciones cardíacas aceleradas?

Si se responde sí, a una u otra de estas preguntas hay que recurrir al médico. Prestemos atención a la última cuestión que, tal vez, indique un inicio de crisis cardíaca, especialmente asociada a una transpiración excesiva.

Todos podemos tener pequeños vértigos. Ante un dolor de estómago pasajero, nadie va a una consulta. Y cuando se tiene dolores de cabeza, ¿con qué frecuencia buscamos al médico por tal causa? Coloco al vértigo en la misma categoría. Si se tiene vértigos con mucha frecuencia y se siente que no se está bien, procuremos un doctor. Pero vértigos ocasionales no deberían ser motivo para preocupaciones.

                                                                   Salvador Navarro Z.

                                                                   Especialista en Homeopatía.

 

 

 

 

LIBROS ON LINE

Salvador Navarro Zamorano

 

 

 

Integración y Evolución

Enseñanza de Jesús de Nazareth y Grandes Religiones

Aforismos

Reflexiones

Segundo Nacimiento

Kábala

PROSAS LIBRES

Aforismos (LIBRO COMPLETO)

El Templo de la Luz

Rumbo a la Eternidad

La Busqueda del Ser

Una Escuela de Misterios

 

 

 

Enlaces de Interés

 

 

Revista Alcorac

Fuego Cósmico

Entrevista con las hadas

La Cueva de los Cuentos

Diccionario Esotérico

Filosofia del Arte

Como ser Don Quijote en el siglo XXI

CUENTOS DE ALMAS Y AMOR

NUEVA NARRATIVA

MONÓLOGO DE UN HOMBRE DIOS

DESECHOS URBANOS

EL CAMINO DEL MAGO

CRÓNICAS

REFLEXIONES_LIBRO

MANUAL DEL MAESTRO

HOMBRES Y DIOSES

LOS BUSCADORS DE LA VERDAD

NUEVA NARRATIVA 2

ORBISALBUM

 

 

 

 

 

OBRA LITERARIA DE D. SALVADOR NAVARRO ZAMORANO

 

Entre el silencio y los sueños

(poemas)

Cuando aún es la noche

(poemas)

Isla sonora

(poemas)

Sexo. La energía básica 

(ensayo)

El sermón de la montaña

(espiritualismo)

Integración y evolución

(didáctico)

33 meditaciones en Cristo 

(mística)

Rumbo a la Eternidad 

(esotérico)

La búsqueda del Ser

(esotérico)

El cuerpo de Luz 

(esotérico)

Los arcanos menores del Tarot 

(cartomancia)

Eva. Desnudo de un mito

(ensayo)

Tres estudios de mujer

(psicológico)

Misterios revelados de la Kábala 

(mística)

Los 32 Caminos del Árbol de la Vida

(mística)

Reflexiones. La vida y los sueños  

(ensayo)

Enseñanzas de un Maestro ignorado

(ensayo)

Proceso a la espiritualidad

(ensayo)

Manual del discípulo 

(didáctico)

Seducción y otros ensayos

(ensayos)

Experiencias de amor

(místico)

Las estaciones del amor

(filosófico)

Sobre la vida y la muerte

(filosófico)

Prosas últimas  

(pensamientos en prosa)

Aforismos místicos y literarios

(aforismos)

Lecciones de una Escuela de Misterios

(didáctico)

Monólogo de un hombre-dios

(ensayo)

Cuentos de almas y amor

(cuentos)

Nueva Narrativa (Narraciones y poemas)
Desechos Urbanos (Narraciones )
Ensayo para una sola voz VOL 1 (Ensayo )
En el principio fue la magia VOL 2 (Ensayo )
La puerta de los dioses VOL3 (Ensayo )
La memoria del tiempo (Narraciones )
El camino del Mago (Ensayo )
Crónicas (Ensayo )
Hombres y Dioses Egipto (Ensayo)
Hombres y Dioses Mediterráneo (Ensayo)
El libro del Maestro (Ensayo)
Los Buscadores de la Verdad (Ensayo)
Nueva Narrativa Vol. 2 (Narraciones)
Lecciones de cosas (Ensayo)
   

 

 

REVISTA ALCORAC

 

ORBISALBUM

LA CUEVA DE LOS CUENTOS