AFORISMOS (Volumen 22)  
  Salvador Navarro Zamorano  

 

 

 

     

 

 

         271º.- No es posible que el bien y el mal sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca. Miguel de Cervantes.

         El bien y el mal no son durables. Como dice Don Miguel de C. Pero hay una opinión muy extendida, de que el mal tiene un tiempo de actuación mucho mayor, cuando realmente es lo contrario.

         Por el dolor que causa el mal parece no tener fin, pero si lo comparamos con el tiempo que permanecemos disfrutando el bienestar y una relativa estabilidad, comprobaríamos que es mucho mayor el bien recibido que el mal padecido.

         272º.- La luna y el amor, cuando no crecen, disminuyen. Proverbio portugués.

Todo cuanto existe y tiene vida palpable, crece y aumenta en volumen o altura.

         Los sentimientos y los afectos, como la vegetación y el mundo animal, obedecen a esta ley natural e inalterable.

         El amor como la amistad, nace y crecen sin cesar. Cuando hay un tiempo de estancamiento cabe la posibilidad de que comience a disminuir o deteriorarse.

         Presta atención a estas posibilidades y no permita que esos nobles sentimientos puedan ser sustituidos por otros de inferior calidad.

         273º.- Todos los días aumento la lista de las cosas de que no hablo nunca. El más filósofo es aquél cuya lista es más larga. Chamfort.

         No hablar de lo que pensamos o nos sucede, puede engendrar un poso filosófico. Una larga lista de asuntos rumiados en el silencio, puede contribuir a acentuar este nivel intelectual como posibilidad.

         Pienso que la filosofía es una rama del intelecto que estudia la razón de las cosas y sus implicaciones en la vida.

         Aunque el silencio no es parte de la filosofía, tiene importancia como colaborador del pensamiento profundo que busca razones para explicar el comportamiento humano.

         Y estas cosas que se van implicando en el filósofo para ser explicadas después, acaban formando parte integrante de la naturaleza del pensador, haciéndolas propias de su carácter y conocimiento.

 

 

 

                274º.- Sólo sé que quién se encadena está perdido. El germen de la corrupción ha entrado en su alma. Joseph Conrad.

         Estar en prisión no es del gusto de nadie. Decimos que nacimos para ser libres.

         En la práctica no es así. Desde que accedemos al mundo social y laboral, trabamos relaciones que sutilmente nos va atando con diversas obligaciones que no sabemos o no podemos evitar.

         Un puesto de trabajo bien remunerado, puede acallar nuestra conciencia ante ciertas corruptelas con la justificación de que todo es lícito si es bueno para el negocio. En el ámbito familiar, la posición de cabeza de familia nos puede hacer un ejercicio de dominio y tiranía con el resto de las personas que conviven con nosotros.

         Estas y otras son cadenas que corrompen y oxidan el alma y corazón de quién pretende vivir según pautas y patrones sociales, letra muerta donde el amor incondicional no tiene cabida.

         275º.- Nunca pidas que las cosas se hagan como quieres, más procura quererlas como ellas se hacen. Por este medio todo te sucederá como lo deseas. Epícteto.

         Quien vive de acuerdo con la naturaleza de las cosas ya es feliz.

         Si cometemos la imprudencia de ir contra la corriente de la lógica natural, necesitaríamos esforzarnos para conseguir lo que deseamos o nos estrellaríamos vanamente contra nuestra sinrazón, fracasando en el intento.

         Las cosas rara vez son como queremos. Importa aceptarlas tal como ellas son y, paradójicamente ellas comienzan a amoldarse y moverse para acercarse en lo posible a nuestros deseos.

         276º.- Uno ha de conocer el infierno antes de tener derecho a hablar del cielo. Bertrand Russell.

         Lo que dice el filósofo inglés sucede pocas veces, porque el hombre huye de sus propios infiernos o se niega a vivirlos.

         La vida del hombre es una lucha para evitar el dolor, el sufrimiento; entonces, la posibilidad de ahondar en la tortura para comprender el placer del cielo, se ha hecho muy difícil. Sólo los elegidos lo comprenden.

         Nadie está más capacitado para hablar del gozo, que quien ha sufrido todos los suplicios de la tortura y, purificado por este fuego, tiene el alma templada para atravesar con ella las puertas del paraíso.

         En el mito bíblico, los guardianes de la entrada del Edén, son portadores de espadas de fuego, guardianes de la puerta de los dioses.

 

 

 

 

 

 

         277º.- Hay un secreto para vivir feliz con la persona amada: no pretender modificarla. Jacques Chardonne.

         Hay lógica en la cita literaria del escritor francés. Las personas formadas no pueden cambiar. Una vez definido el carácter, permanece inalterable hasta la muerte.

         Aún existe la posibilidad de ligeros cambios externos, pero el fondo apenas experimenta ningún cambio apreciable.

         A las personas, amadas o extrañas a ese sentimiento, hay que aceptarlas tal cual son. Pretender otra cosa es provocar un conflicto que nunca ganaríamos y podría prolongarse el tiempo deteriorando la relación.

         Sólo los niños, realizando ciertos esfuerzos, pueden ser formados y cambiados. Cuando adultos, se vuelven rígidos y la tarea es casi imposible. El árbol es el mejor referente de lo dicho; tierno cuando joven, puede ser rectificado si se inclina, pero una vez ha crecido, si lo intentáramos quebraríamos su tronco y moriría.

         Se me dirá que hay personas que han sufrido cambios radicales, pero ello se debe a que desde algún punto de su alma estaban preparados para realizar ese cambio drástico y que un hecho exterior fue el detonante para que sucediera la colisión entre su pasado formado y su presente como forma.

         278º.- Muéstrame a alguien que nunca cotillee y te mostraré a alguien que no se interesa por la gente. Bárbara Walters.

         Cotillear ha sido siempre una distracción social para el colectivo humano. Con la llegada de la televisión y otros medios de comunicación de masas, el cotilleo hace furor en tertulias y hogares. ¡Hasta hay expertos que preparan personas para hacerlas objeto de la crítica popular!

         Cuando nos alejamos de esta inmundicia urbana, donde reina la frivolidad y el escándalo, hay un silencio que si se prolongara, haría que dejara de interesarnos el hedor que desprende quienes muestran sin recato sus miserias al populacho ávido de morbo y bazofia moral.

         279º.- En ningún momento he dudado que las mujeres son tontas. Al fin y al cabo el Todopoderoso las creó a imagen y semejanza de los hombres. George Eliot.

         Las piedras que arrojamos al tejado del vecino acaban cayendo en el nuestro.

         El hombre desde el patriarcado, ha realizado todo tipo de acciones físicas y psicológicas, para doblegar a la mujer y volverla sumisa a sus órdenes, deseos y caprichos.

         Nuestra juventud está viviendo lo que parece ser últimos capítulos de esta injusticia, aunque algunos son sangrantes y estremecedores. Si contemplamos los países orientales, comprobaríamos hasta qué grado de sadismo ha llegado el hombre para perpetuar esta esclavitud vergonzante.

         Aquí, en la tierra, los seres humanos tienen derecho a ser libres de todas las maneras que el libre albedrío se manifieste. Quien contraviene ese derecho es merecedor de sufrir el mismo quebranto de su libertad.

 

 

 

 

 

 

         280º.- La caída de aquél que peca por su lengua es como una caída sobre el empedrado. Eclesiastés (Biblia).

Los libros sagrados hacen especial hincapié en el pecado de la palabra. El mismo Jesús dice: “No contamina lo que hay en el hombre sino lo que de él sale por su boca”.

         No hay lugar a dudas de que, cuando hablamos, hacemos nuestro propio retrato. Es por esa razón que se recomienda guardar un discreto silencio cuando se debate un tema que no se conoce, para así no hacer pública la ignorancia.

         En estos tiempos de incontinencia verbal, a nadie le sabe mal demostrar su ignorancia se atreven a despotricar sobre cualquier materia haciendo significa su escasa o nula cultura.

         Desde personajes públicos a periodistas, empresarios y otros elementos de sociedad, todos hablan sin pudor de cualquier cosa, mostrando los posos de su ignorancia para vergüenza ajena.

         281º.- Cuando hacemos alguna reverencia profunda a alguien, damos siempre la espalda a otro. Abate Galiani.

         Las reverencias son herencia de un pasado, una mezcla de temor al poder, esclavitud, vasallaje, adulación, protocolo, cortesía y, generosamente, reconocimiento de inferioridad ante un superior en orden de valores sociales o religiosos.

         Decía un maestro que me enseñó algunas cosas en tierras americanas: “Mientras más bajas la cabeza más muestra el rabo”. La condición humana de prestar acatamiento a cambio de comida y seguridad, ha convertido la espina dorsal en un baremo del servilismo. Desde la inclinación leve de cabeza al quiebro de cintura con la pérdida de verticalidad de las rodillas, hay toda una historia de la servidumbre de los pueblos.

         282º.- Hay almas que uno tiene ganas de asomarse a ellas, como a una ventana llena de sol. Federico García Lorca.

         Las almas son como los espejos. Hay las que son limpias y otra empañadas y hasta oscuras, casi negras.

         El sol se refleja en los espejos. No cabe duda de que uno que está limpio, reflejará la luz con total nitidez; los otros espejos darán imágenes sombrías, distorsionadas, con poca luz.

         Las almas de los hombres, son como el espejo del Universo dividido en millones de fragmentos, cada uno con luz propia.

Cuando encontramos alguien con el alma limpia asomando a la ventana de sus ojos, nos parece como si el sol hubiese entrado en nuestra casa, alumbrando hasta el último rincón, llevando luz y alegría a todo el ser.

 

 

 

 

         283º.-  El método más seguro para permanecer pobre es ser una persona franca. Napoleón Bonaparte.

         Napoleón vivió en un estado permanente de luchas e intrigas, por lo que sus palabras no hacen más que reflejar el clima de su política y la política de todos los tiempos.

Desde los albores de la historia cuando se constituyeron los primeros grupos sociales hasta la moderna sociedad de hoy, han habido Maquiavelos que dieron al mundo métodos para mentir en política, desde la hipocresía hasta el cinismo.

         Vivimos de mentiras y para ellas. La verdad está cada vez más escondida y la disfrazamos hasta con vergüenza de poderla decir. Sólo nos quedan los niños, pues hasta los bufones se han extinguido.

         284º.- Hacer reír es hacer olvidar, y es un bienhechor el que en el mundo puede distribuir el olvido. Victor Hugo.

         En todos los tiempos la risa ha sido un lenitivo contra las penas y el sufrimiento. Nos da alegría y hace olvidar por unos momentos los problemas que nos angustian.

         La risa tiene otra utilidad. Contribuye a mejorar el estado de salud y puede servir como arma para ridiculizar al que pretende embaucarnos con falsas promesas.

         También la risa tiene sus divisiones, desde la espontánea a la servil, pasando por la burlona y la sarcástica.

         Creo se podría escribir un tratado sobre el uso de la risa y su influencia en los hombres.

         285º.- El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo. Voltaire.

         Ignoro si me aburriría cuando alguien me contase todo sobre su persona o cualquier otra cosa. Lo que doy por seguro es que rompería el sortilegio que tienen algunas al desvelar sus misterios.

         Todo existe con su secreto, su incógnita. Si decimos: es conocido mío”, damos a entender que nos hemos acercado a esa persona y sabemos de ella cosas que los demás ignoran. Pero, sólo hasta ahí. El resto de su personalidad nos seguirá siendo extraño.

Convivimos con un marido o una esposa durante 30/50 años y nos parece que ese contacto es suficiente para un conocimiento; pero es un error muy frecuente porque, generalmente, ese “yo sé de ti” es superficial, no se ha profundizado más allá de la piel.

         Así que, cuando alguien diga que nos lo va a “contar todo”, hay que prepararse para una sesión de bostezos, escuchando banalidades o frivolidades con el eterno decir “porque yo sé que . . .”

 

 

 

 

 

 

 

         286º.-  Puede faltarnos tierra donde vivir, pero no donde morir. Tácito.

         La tierra para morar y cultivar, ha sido y sigue siendo cara o negada. La tierra que cubrirá nuestros restos mortales está siempre disponible. ¿Por qué tal paradoja?

         El hombre, bajo el punto de vista de su utilidad, trabaja noche y día e hipoteca su futuro por tener un techo donde cobijarse y un hogar donde reposar y, si posible, una tierra donde ganar su sustento. Negarle estas cosas es incitarle a redoblar esfuerzos para conseguirlo y, como resultado, trabajar más tiempo. Muerto ya no tiene utilidad social.

         Ya se ha calculado los intereses que devengan los vivos para permitirnos dar ese derecho a los muertos.

         287º.- Cuando la situación es adversa y la esperanza poca, las determinaciones fuertes son las más seguras. Tito Livio.

         Dice el refrán: “A grandes males grandes remedios”. Las opciones que la vida aporta a nuestra historia personal hablan de las apuestas que somos capaces de hacer ante los retos que nos desafían como pruebas para demostrar nuestra capacidad de lucha.

         Ahora depende de nuestra consciencia el aceptar el modo más inteligente para equilibrar la balanza, entre el peligro y la supervivencia. Y aquí es cuando decidimos si escapar, luchar o no tener miedo.

         Huye el cobarde y el que aún, sintiendo temor ante el riesgo, lucha desafiándolo. Quien no tiene miedo sigue su propio criterio sin que le importe las críticas, porque dentro de sí ambas actitudes no son relevantes.

         288º.- El bien dijo al mal: hermano mío. A. Charles Swinburne.

         ¿Qué es el mal? Ausencia del bien. ¿Y el bien? Falta de maldad. ¿No eran hermanos Caín y Abel? Todas las representaciones de los dos términos morales, se dan siempre entre dos hermanos.

         Dentro de un cuerpo físico reside la vida y la muerte, la salud y la enfermedad, la alegría y el dolor. Hay una hermandad entre los dos extremos que los hacen complementarios.

         La belleza de la vida está en la aceptación de ambas polos, pues si escogemos uno cualquiera de ellos, atraerá la fealdad, el rechazo y la falsa moralidad.

 

 

 

 

 

         289º.- ¡Qué felices serían los campesinos si supieran que son felices! Virgilio.

         El estado perfecto de felicidad es aquél en que no somos conscientes de ella. Es como la salud. No sabemos si estamos saludables hasta que enfermamos. El que este poeta latino se refiera a los campesinos viene de la imagen bucólica del hombre del campo en la paz de los prados verdes, el ganado manso que pasta bajo su cuidado y el silencio del hogar, donde crepitan las llamas en los leños que se queman en la chimenea, mientras fuma su pipa o juega con los hijos, y comenta las incidencias del día con la hacendosa esposa que prepara el yantar humeante en la olla, que esparce el aroma delicioso del guiso bien condimentado.

         Decía Cervantes: “”Dichosos tiempos aquellos que los antiguos llamaron de Oro . . .”

         290º.- Muchas personas están demasiado educadas para hablar con la boca llena, pero no les preocupa hacerlo con la cabeza hueca. Orson Welles.

         Los modales, generalmente, son de gestos. Expresarse bien o mal, es cuestión de cultura, educación intelectual.

         Pero la discreción y prudencia se dan cuando hay buen juicio y una razón capaz de anular el tentador impulso de decir cualquier incoherencia o inconveniencia que pueda molestar a otros.

Se dice que la cabeza está "hueca" cuando se parlotea con frivolidad, diciendo cosas sin substancia o críticas alocadas o atrevidas sin que midamos su alcance.

         De nada sirve los buenos modales y la cortesía si no van acompañadas de un modélico lenguaje, ingenioso y moderado.

         291º.- Del corazón a la inteligencia es más fácil el camino que de la inteligencia al corazón. Severo Catalina.

         El amor y el cálculo. Pensamiento y sentimiento. Entre los dos puntos una línea recta para unir los dos extremos.

         El camino del amor no es más fácil, pero sí más conocido. Cada uno sabe de qué hablo. Amar no es fácil, es una aventura hacia lo desconocido, nunca sabes a dónde te llevará ese sentimiento.

         Pero la sabiduría, que es la suma del conocimiento más la inteligencia, muestra sus leyes al corazón, que obedece con devoción.

 

 

 

 

 

         292º.- Los dioses no necesitan nada; los que se parecen a los dioses, pocas cosas. Diógenes.

         Diógenes habla de sí mismo. Él quiso ser ejemplo vivo de cuántas necesidades inútiles crea el hombre para comodidad propia, sin que ninguna de ellas sea una carencia básica para la vida.

         Multiplicar la posesión de ropas, zapatos, llenar la despensa de comidas, automóviles, casas, joyas, son ejemplo de la apetencia por bienes perecederos y falta de interés por la evolución personal.

         El hombre, en su locura colectiva, castiga en sí mismo la necesidad de los famélicos e indigentes, en forma de dolencias físicas y psíquicas, propias del exagerado afán de bienes.

         293º.- La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. Jose Ortega y Gasset.

         El hombre que no renuncia a nada ha de saber primero andar en la “cuerda floja” como un funámbulo que, con las manos “tanteando” el aire, avanza por el espacio, sostenido por un débil hilo y teniendo el abismo bajo sus pies.

         Porque ese “no renunciar a nada” ha de significar que no se pretende la posesión sobre cosa alguna, pues caso contrario caería preso de una ambición desmedida.

         Aspirar, en significado literal (inspirar) es una palabra-símbolo, que expresa la decidida voluntad del hombre para superar su condición animal y elevarse a otras dimensiones superiores.

         294º.- De éstas, hay una para ti. Inscripción en un reloj de sol.

         Es el dicho popular “llegarle a uno la hora”. Las personas creen que cada cual tiene una hora para un propósito determinado.

         La sabiduría está en saber el valor de cada hora del día para actuar correctamente en cada una de ellas.

         Las horas tienen valores propios. Sabemos que no es igual una acción cometida por la mañana que realizada por la tarde o noche. La diferencia es de esencia, cualidad.

         Trabajar, estudiar, comer y muchas otras cosas, tienen diferentes valores y depende de la hora que lo hagamos.

 

 

 

         295º.- Los hombres exigen al amor que se revista de formas y colores; han de ver lo que aman. Las mujeres sólo piden sensaciones al amor; sabe amar como ciegas. Anatole France.

         El escritor francés revela  con este aforismo el aspecto psicológico de la relación entre sexos. Efectivamente, el hombre ve a la mujer físicamente y la elige en razón de su físico y compatibilidad de caracteres; es un amor más visual que emocional. Las cualidades de la elegida se van apreciando como una continuidad de la primera elección.

         La mujer tiene capacidad para obviar el aspecto físico y se centra en otros detalles, tales como: cariño, delicadeza, dedicación y, como no, capacidad reproductora y solvencia financiera para sostener una familia.

         Aún así, señalo a la mujer como un ser capaz de sacrificio y abnegación a mucha distancia de lo que puede serlo un hombre, más interesado en el éxito económico y social.

 

 

        296º.- Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato! Ramón y Cajal.

         La credulidad del ser humano es asombrosa. Ha sido pasto de fulleros, charlatanes, timadores y otros cuervos que, acompañados de diferentes aves de rapiña, roen sin piedad sus pertenencias para despojarlo y arruinarlo.

         Cuando habla la razón para convencerlo y llevarlo a una situación equilibrada y estable, reacciona con desconfianza o indiferencia, alejándose de su bienhechor para entregarse a la seducción del primer vendedor de ilusiones que encuentra.

         ¿Cuándo despertará el hombre para verse esquilmado, cubierto de miserias y reaccione para recobrar su dignidad ocupando un puesto que le corresponde en la historia de la evolución humana?

  

       297º.- La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta, no se goza. Francisco de Quevedo.

         El genial escritor cita la palabra “gastar” diferenciada de otra “derrochar”. La hacienda, es decir, el dinero, cuando se gasta es lícito si es con moderación y prudencia, pero no derrochado sin tasa, lo que significaría inconsciencia e ignorancia.

         La salud tiene un paralelo con la idea del dinero, porque hay tendencia a “abusar” en la juventud cuando la sangre joven tiene la plenitud de su savia; en la madurez, se es más reflexivo y los excesos suelen ser frenados, pues el vigor no resiste el peso del vicio.

         Ambas cosas son nuestro “capital” que ha de preservarse a toda costa si queremos llevar una calidad de vida excelente hasta la vejez, eludiendo achaques, enfermedades y pobreza.

         Si es verdad que gozamos gastando salud y dinero, no debemos nunca confundir el gozo con el placer sin freno que inevitablemente lleva al hastío.

 

         298º.- Tu amigo tiene un amigo, y el amigo de tu amigo tiene otro amigo; por consiguiente, sé discreto. Talmud.

         Un secreto entre tres ya no es secreto. El proverbio talmúdico es exacto.

         El ser humano es proclive a las confidencias. A veces, cualquier secreto bien guardado parece quema su interior si no lo revela. Ignora que, cuando alguien llega a ser depositario de sus más íntimos pensamientos, puede ser traicionado a la menor imprudencia o exceso de confianza en una tercera persona y así hasta el infinito.

         No hay secreto mejor preservado del dominio público que el que no se confía a nadie, permaneciendo inviolable sin perder su valor.

         299º.- Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido. Henry Miller.

         La vida carece de sentido; tiene valor en sí misma.

         Si comenzamos a pensar en qué sentido va nuestra vida, se nos ocurre como motivación el dinero, sexo, comida, bebida, familia, viajes y otras cosas con las que la programación social nos condiciona. El final de este viaje es el vacío existencial.

         La vida es como una casa que nos regalan vacía. Por supuesto que habrá una cocina, un cuarto de baño, despensa, comedor y dormitorio, pero sería una vivienda sin relieve, común, no se distinguiría de cualquier otra.

         Imaginemos que colocamos cuadros de pintores famosos, estatuas, un jardín con árboles frutales y muchas flores, una fuente luminosa y musical y veremos como ese hogar comienza a tener sentido y valor.

         300º.- El horizonte está en los ojos y no en la realidad. Ángel Ganivet.

         “Horizonte” no es más que una palabra utilitaria para designar una línea ilusoria entre el mar o la tierra y el cielo.

         Conforme caminamos hacia ese punto del espacio, vemos como no se acerca ni se aleja, sino que permanece siempre el mismo.

         La ilusión que esa línea nos crea da un límite al espacio, pero falsifica la realidad.

         Es como una metáfora de la vida. Caminamos en pos de aquellos deseos que se alejan mientras nos acercamos a ellos y conservan la misma lejanía, siempre inalcanzables. Pero, si somos “afortunados” y conseguimos la propiedad de alguno, otro distinto ocupa su lugar y se reinicia el ciclo de la ilusión.

 

 

 

 

 

 

 

 

LIBROS ON LINE

Salvador Navarro Zamorano

 

 

 

Integración y Evolución

Enseñanza de Jesús de Nazareth y Grandes Religiones

Aforismos

Reflexiones

Segundo Nacimiento

Kábala

PROSAS LIBRES

Aforismos (LIBRO COMPLETO)

El Templo de la Luz

Rumbo a la Eternidad

La Busqueda del Ser

Una Escuela de Misterios

 

 

 

Enlaces de Interés

 

 

Revista Alcorac

Fuego Cósmico

Entrevista con las hadas

La Cueva de los Cuentos

Diccionario Esotérico

Filosofia del Arte

Como ser Don Quijote en el siglo XXI

CUENTOS DE ALMAS Y AMOR

NUEVA NARRATIVA

MONÓLOGO DE UN HOMBRE DIOS

DESECHOS URBANOS

EL CAMINO DEL MAGO

CRÓNICAS

REFLEXIONES_LIBRO

MANUAL DEL MAESTRO

HOMBRES Y DIOSES

LOS BUSCADORS DE LA VERDAD

NUEVA NARRATIVA 2

ORBISALBUM

 

 

 

 

 

 

OBRA LITERARIA DE D. SALVADOR NAVARRO ZAMORANO

 

Entre el silencio y los sueños

(poemas)

Cuando aún es la noche

(poemas)

Isla sonora

(poemas)

Sexo. La energía básica 

(ensayo)

El sermón de la montaña

(espiritualismo)

Integración y evolución

(didáctico)

33 meditaciones en Cristo 

(mística)

Rumbo a la Eternidad 

(esotérico)

La búsqueda del Ser

(esotérico)

El cuerpo de Luz 

(esotérico)

Los arcanos menores del Tarot 

(cartomancia)

Eva. Desnudo de un mito

(ensayo)

Tres estudios de mujer

(psicológico)

Misterios revelados de la Kábala 

(mística)

Los 32 Caminos del Árbol de la Vida

(mística)

Reflexiones. La vida y los sueños  

(ensayo)

Enseñanzas de un Maestro ignorado

(ensayo)

Proceso a la espiritualidad

(ensayo)

Manual del discípulo 

(didáctico)

Seducción y otros ensayos

(ensayos)

Experiencias de amor

(místico)

Las estaciones del amor

(filosófico)

Sobre la vida y la muerte

(filosófico)

Prosas últimas  

(pensamientos en prosa)

Aforismos místicos y literarios

(aforismos)

Lecciones de una Escuela de Misterios

(didáctico)

Monólogo de un hombre-dios

(ensayo)

Cuentos de almas y amor

(cuentos)

Nueva Narrativa (Narraciones y poemas)
Desechos Urbanos (Narraciones )
Ensayo para una sola voz VOL 1 (Ensayo )
En el principio fue la magia VOL 2 (Ensayo )
La puerta de los dioses VOL3 (Ensayo )
La memoria del tiempo (Narraciones )
El camino del Mago (Ensayo )
Crónicas (Ensayo )
Hombres y Dioses Egipto (Ensayo)
Hombres y Dioses Mediterráneo (Ensayo)
El libro del Maestro (Ensayo)
Los Buscadores de la Verdad (Ensayo)
Nueva Narrativa Vol. 2 (Narraciones)
Lecciones de cosas (Ensayo)
   

 

 

 

 

REVISTA ALCORAC

DON SALVADOR NAVARRO ZAMORANO

 

 

 

 

 

 

 

REVISTA ALCORAC

 

ORBISALBUM

 

N. G. S. M.

 

 

La Cueva de los Cuentos