ALCORAC

SALVADOR NAVARRO

 

 

                                                                                       

Dirigida a las Escuelas de :                                                    CIRCULAR nº 10

                        Barcelona (2)                                                                                                 

                        Mallorca                                            

                        Menorca

                        Las Palmas                                                      Llubí, 1ºde Octubre de 1.996

   Conclusión de la Circular nº 9

Toda la vida y la existencia consiste de polos opuestos y son diferentes solo en la superficie. Estos opuestos son como mis dos manos: puedo oponer una a la otra, puedo provocar hasta una especie de conflicto, una lucha entre las dos. Pero tanto la derecha como la izquierda son mis manos. Dentro de mí, son una sola. Es exactamente el mismo caso.

¿Por qué Buda dice estas cosas a Sariputra? Porque si las entendemos terminan las preocupaciones. La vida es muerte y la muerte es vida. Ser es un camino para el no-ser, y no-ser es un camino para el ser. Es el mismo juego. Entonces no hay más miedos ni problemas. Con estas percepción nace la aceptación.

Buda dice: Todos los dharmas están llenos de vacío. Esta nada existe en el fondo de todas las cosas; existe en un árbol, en una piedra, en una estrella.

Actualmente, los científicos están de acuerdo con esto: dicen  que cuando una estrella entra en colapso, se convierte en un agujero negro, una nada. Pero esta nada no es apenas nada, sino que es inmensamente poderosa.

El concepto, la hipótesis de un agujero negro tiene un valor inmenso para la comprensión de los Mesías. Una estrella existe durante millones de años, pero un dia muere. Todo lo que nace tiene que morir. El hombre vive durante setenta años y después, ¿qué ocurre? Cansado, él desaparece. Cae nuevamente en la unidad original. Lo mismo pasará a todas las cosas, más tarde o más temprano. Un día los Himalayas desaparecerán, como desaparecerá la Tierra y el Sol. Pero, cuando desaparece una gran estrella, ¿hacia dónde vá ella? Entra en colapso dentro de ella misma. Es así como un hombre tiene un colapso y cae en la calle. Si lo abandonamos en el mismo lugar, en un tiempo determinado su cuerpo desaparecerá, se desintegrará en la tierra. Si lo dejamos durante muchos años, hasta los huesos desaparecerán en el polvo. Un día, un hombre estuvo ahí, caminando, viviendo, amando y luchando y ahora ha desaparecido en un agujero negro. Igual ocurre con una estrella: cuando ella entra en colapso consigo misma, se transforma en un agujero negro. ¿Por qué lo llamamos así? Porque ahora no hay masa, sino un vacío puro y es tan poderoso que si estuviéramos cerca, seríamos absorbidos dentro de él y desapareceríamos.

Esto será un problema en los futuros viajes espaciales, porque hubieron muchas estrellas que hoy son agujeros negros. Y son una pura ausencia, pues no se pueden ver y si fuéramos atraídos por alguno de ellos, sería el fin.

Ese agujero negro es parecido con el concepto de vacío de Buda. Todas las formas entran en colapso y desaparecen en la oscuridad; reposan durante largo tiempo y nuevamente eclosionan naciendo una nueva estrella. Es así como la existencia se mueve.

Primero, ella se manifiesta, después se cansa; se hace no-manifiesta; revive su energía a través del reposo, del relajamiento y nuevamente se manifiesta. Nosotros trabajamos todo el día y quedamos cansados; durante la noche, en el sueño, desaparecemos dentro de un agujero negro. La consciencia desaparece. Entramos dentro de nosotros mismos. Hay momentos en que ni los sueños están presentes. En ese sueño profundo, nosotros estamos en un agujero negro, estamos muertos. Durante ese tiempo estamos reposando en la muerte. Y por la mañana estamos de regreso, llenos de vida, rejuvenecidos. Si tuviéramos un sueño bien profundo y sin sueños, la mañana sería tan fresca, tan vital y radiante, que volveríamos a ser jóvenes otra vez.

Lo mismo ocurre con todas las cosas. El hombre es una miniatura de toda la existencia. Lo que acontece al hombre lo hace también con la vida, pero en mayor escala. Forma, no forma; es como la vida se mueve en estas dos etapas.

                    Aquí, oh Sariputra,

                    todos los dharmas son marcados por el vacío;

                    no son producidos ni interrumpidos .......

Buda está diciendo: No hay nada que tenga que hacerse; solo la comprensión es necesaria.

Esta es una afirmación radical. Puede transformar toda nuestra vida si lo percibimos.

                    ....... no son producidos ni interrumpidos ...

Nadie está produciendo estas formas ni las interrumpe. Buda no cree en un Dios manipulador, controlador o creador.  Eso sería una dualidad. Buda dice que todo está sucediendo por sí mismo; es natural, nadie hace nada. No es verdad que Dios piense antes: "Hágase la luz," como dice la Biblia, y la luz se hizo. Y después, otro día, dice: "Que la luz desaparezca," y la luz desaparece. ¿Por qué ese Dios es así? ¿Por qué suponerle a Él ese trabajo tan feo? Así, de esta manera, Él estaría eternamente diciendo: "Que se haga la luz"; "Que desaparezca la luz"; "Hagamos al hombre"; "Que el hombre ahora desaparezca"; pensemos que Él quedaría muy aburrido. Todos los Maestros dicen que esto es innecesario.

Es solo natural. Los árboles dan semillas, las semillas dan árboles y nuevamente los árboles dan semillas. ¿Qué es una semilla? Es la desaparición del árbol. El árbol se mueve hacia la no-forma. Nosotros podemos cargar una semilla en una bolsa, hasta millares de semillas, pero no podemos cargar millares de árboles. El árbol tiene forma, volúmen, masa; la semilla no tiene nada. Y si miramos el interior de una no encontraríamos nada. Si no supiéramos que ellas serán un día árboles y nos diesen una semilla, diciéndonos: "Esta semilla es mágica, se convertirá en un gran árbol y durante muchos años nos dará frutos, muchas hojas y flores muy hermosas y los pájaros vendrán aquí a hacer sus nidos", diríamos: "¿Qué me estás hablando? ¿Esta cosa tan miníscula? ¿Piensas que soy estúpido? ¿Cómo puede ser eso así? No puede ser."

Pero sabemos que esto va a ocurrir y por eso no prestamos ninguna atención. Un milagro va a pasar. La pequeña semilla carga todo el proyecto del árbol, de las hojas con su forma, tamaño y número, las ramas y sus formas, la altura y el ancho del árbol, el tiempo de vida, los frutos y las semillas que producirán. Los científicos dicen que una semilla es suficiente para volver verde la Tierra. Ella tiene un potencial inmenso. Una semilla puede producir millones de otras y cada una de ellas produciría otros millares y así infinitamente. La vida puede ser verde a partir de una semilla. Esa nada es potente y poderosa. Es vasta.

Buda dice que no hay nadie produciendo y nadie interrumpiendo. Que no hay necesidad de ir a rezar a un templo a pedir a Dios que haga esto o aquello.

¿Cuál es el mensaje de Buda? Dice: "Acepta esto. Es así. Está en la naturaleza de las cosas. Es natural; las cosas vienen y van."

En esta aceptación, en esta igualdad, todas las preocupaciones desaparecen; nos liberamos de ellas. No hay problemas. Nada puede ser detenido, cambiado o producido. Las cosas son como son y serán como serán, por tanto, no hay nada que hacer. Podemos observar, participar de ellas. Seamos ..... y en ese ser habrá silencio, alegría. Ese ser es libertad.

                    No son corrompidas ni inmaculadas .......

Esta existencia no es pura ni impura. No hay pecadores ni santos.

La visión de Buda transmitida a su discípulo es revolucionaria: dice que nada puede ser impuro ni puro; las cosas son como son. Todo no pasa de ser un juego mental que vamos haciendo con todas las cosas y creamos la idea de pureza y, consecuentemente, la de impureza. Creamos la idea de santo y, como deducción, la de pecador.

¿Deseamos que desaparezcan los pecadores? Ellos lo harán cuando los santos hayan terminados, no antes de eso. Ambos coexisten. ¿Queremos que la inmoralidad termine? Entonces la moralidad tendrá que marchar primero. Es la moralidad la que crea la inmoralidad. Son las ideas moralistas que condenan a algunas personas que no las siguen. Y nosotros podemos hacer cualquier cosa inmoral y para eso basta crear una idea: esto es inmoral. Podemos hacer de cualquier cosa un objeto de culto, una vaca sagrada, una imagen religiosa, una estampa bendita y después hacer de eso un problema.

Buda dice que nada es corrompido ni jamás inmaculado. Pureza e impureza son actitudes mentales.

¿Podemos decir que un árbol es moral o inmoral? ¿Podemos decir que un animal es pecador o santo? Experimentemos esta visión suprema: no hay pecadores ni santos, nada es moral ni inmoral. Con esta aceptación, ¿cuál es la posibilidad de preocuparse? Tampoco nada puede ser mejorado. Y no hay objetivos, porque no hay valores. Esta vida no tiene objetivos. Es una jornada pura, un juego. Y no hay nadie tras de ella que esté haciendo alguna cosa. Todo está sucediendo sin que nadie lo haga. Si hay un autor hay problemas, y entonces le rezamos al autor, o le convencemos, para que sea nuestro amigo. Nosotros seremos los beneficiados y los que no son amigos serán castigados, irán al infierno. Eso es lo que piensan los cristianos, los musulmanes, los hindúes.

Buda dice que no hay pecadores ni santos, que nada es puro ni impuro; las cosas son como son. Intentemos convencer a un árbol y preguntarle por qué es verde. Si él nos escuchara, quedaría neurótico. ¿"Por qué soy verde y no rojo? Es una buena pregunta. ¿Por qué soy verde?" Condenemos al verde y alabemos al rojo. Pero más pronto o más tarde nos encontraremos en un sillón del psicoanalista analizando nuestro problema.

Primero creamos el problema y después queremos ser el salvador. Es un gran negocio.

Buda corta esto por la raiz. Dice: "Tú eres como eres. No tienes nada que mejorar."

Este es también mi punto de vista: somos perfectos así como somos; pero es imposible. El "más" creará problemas para nosotros. La idea de "más" puede dejarnos locos. Aceptemos la naturaleza, viva naturalmente, espontáneamente, momento a momento, y será sagrado, porque seremos totales y no porque seamos santos.

                    .......  no son corrompidos ni inmaculados,

                    no son deficientes ni completos.

Nada es completo ni incompleto; esos valores no significan nada. Buda dice: "Aquí, oh Sariputra, donde yo existo, nada es bueno ni malo. Aquí, donde yo existo, todo es igual. No hay ninguna distinción entre este y el otro mundo. No hay distinción entre lo sagrado y lo profano. Aquí, donde yo existo, desaparecen todas las distinciones, porque todas ellas son creadas por el pensamiento. Cuando las pensamientos desaparecen, las distinciones también."

Los pecadores son creados por el pensamiento así como los santos. El bueno y el malo son creados mentalmente. Es el pensamiento quién hace todas las distinciones. Buda dice: "Cuando el conocimiento desaparece, el pensamiento desaparece. No hay ninguna dualidad. Todo es unidad."

          En los más altos dominios de la verdadera igualdad

          no hay yo ni nada semejante al yo.

          Cuando se vislumbra la identificación directa

          solo se puede decir: "no hay dos."

          Uno en todo, todo en uno:

          cuando esto es realizado

          no hay más preocupaciones sobre su imperfección."

"Uno en todo, todo en uno - si esto es realizado no hay más preocupaciones sobre su imperfección." No hay ninguna imperfección ni perfección. Veamos esto ahora. No vengamos después a preguntar como hacerlo. No hay ningún "cómo". El "como" trae el conocimiento; y el conocimiento es la maldición.

Sin el mediador distorsionador que es el pensamiento, caemos en la unidad que es el todo. Sin pensamientos funcionando entre nosotros y lo real, desaparecen todas las distinciones. Y esto es lo que el hombre está procurando.

Nos estamos sintiendo desenraízados del Todo. Esta es nuestra miseria. Y estamos desenraízados por el pensamiento. Abandonemos a este mediador distorsionador, abandonemos los mediadores, miremos a la realidad tal como ella es, sin idea ninguna en nuestra mente. Miremos con inocencia. Miremos sin conocer y las preocupaciones desaparecerán.

Nosotros somos Cristos. Pero estamos perdiendo porque cargamos mediadores distorsionadores a nuestro alrededor. Tenemos unos ojos perfectos y usamos lentes. Estos anteojos están distorsionando, cambiando, las cosas. ¡Vamos a arrojarlos fuera! Esto es lo que significa cuando digo: "¡Líbrate de la mente!". Neguemos la mente y habrá silencio, seremos divinos. Nunca fue de otra manera. Pero el reconocimiento viene después. De repente vemos el punto: estamos intentando poner piernas a una serpiente. No hay necesidad de hacerlo, la serpiente es perfecta. Ella se mueve perfectamente sin piernas. Y nosotros intentamos hacerlo solo por compasión. Si conseguimos nuestro propósito, mataremos a la serpiente.

Estamos intentando conocer muchas cosas y por eso estamos perdiendo nuestra percepción, nuestra capacidad de saber, nuestra capacidad de ver. Esto es lo que significa "poner piernas a una serpiente". Saber es nuestra naturaleza. No hay necesidad de conocer cosas para saber. En verdad, el conocimiento es el obstáculo, es una maldición.

Neguemos el conocimiento y seamos. Y seremos un Cristo: nosotros siempre fuimos Cristos en potencia.

TÚ COMO CREADOR

El hombre está muriendo, así como la humanidad. No queda mucho tiempo. Se siente eso, y no lo siento solamente yo, sino en todas partes donde haya sensibilidad y creatividad.

Esto no es percibido por los mediocres. Los políticos continúan corriendo en dirección al peligro, a la calamidad, sin tener la menor consciencia de hacia donde están yendo y para qué situación llevan al mundo.

Estamos atravesando momentos tumultuosos, pero que también se pueden transformar en situaciones de creatividad. Es ante la muerte que el potencial de las personas se manifiesta.

Cuando el peligro es inminente, la vida alcanza su más alto nivel. Es lo que está sucediendo ahora con las personas creativas.

Señalo y enseño la sensibilidad. En todas las épocas, las religiones enseñaron exactamente lo opuesto, el como ser insensibles. Cuanto más insensible tanto más distanciado, apartado. Se pensaba que para llegar a Dios había que renunciar al mundo. Era una consecuencia natural y lógica que se aprendiese a ser cada vez más insensible a la belleza, la música, el amor, las personas y la propia vida.

En el pasado las religiones enseñaban a las personas a ser menos inteligentes, porque inteligencia y sensibilidad caminan juntas, así como lo hacen la estupidez y la indiferencia.

Los llamados santos no eran absolutamente personas inteligentes. Pero los adoramos por diversas razones. Ellos se hicieron insensibles y entorpercieron sus consciencias, creando una piel gruesa en torno a sí. La primavera llegaba y a ellos no les afectaba; las aves danzaban en el aire y ellos eran insensibles a la maravilla de su vuelo; la noche estaba llena de estrellas, pero ellos nunca las vieron.

Esta era la disciplina del pasado: tornarse rígido como piedra para que el mundo no pudiese dominarlos. Era una especie de paranoia, donde todo se basaba en el miedo.

Yo enseño exactamente lo contrario: queda despierto, sensible, sensual, porque Dios no está en contra de la belleza. Dios está en ella. Si podemos sentir el toque suave de los pétalos de una flor, estaremos tocando al propio Dios. Dios no está en contra de las estrellas, el sol o la luna - Dios está en ellas. Si permitimos que todo penetre en nuestro ser, en nuestro corazón, que nos lleve a una alegría, estaremos cada vez más próximos a nuestra casa. Hay que enseñar la sensibilidad, el amor.

Las personas que llegan a la Escuela tienen cualidades completamente diferentes. Cada uno entiende de acuerdo con su capacidad intelectual. Digo una cosa y cada uno puede entender otra. La comunicación no es fácil, el lenguaje es inadecuado y cada uno oye aquello por lo cual viene aquí.

Nos reunimos grupos de gente muy especiales y por eso casi todos están sintiendo esa urgencia: que algo hay que hacer. Primero, se manifiesta como una sensación indefinida; como una voz silenciosa dentro de su ser, audible y al mismo tiempo inaudible, como un susurro no muy claro.

Al principio siempre es así. Es como escuchar una música donde la poesía está por encima de la prosa. Pero con el tiempo la inconsciencia va consiguiendo comunicarse con el consciente.

Meditar es exactamente eso: aprender a unir el inconsciente con el consciente para que el propio ser pueda darnos indicaciones de como moverse y a donde ir. Y un día todos seremos guías y luz para nosotros mismos.

Nosotros no estamos muriendo. Pero es lo que parece, porque formamos parte de la humanidad y ella sí que lo está. Todo lo que es humano está desapareciendo y lo inhumano es cada vez más dominante y poderoso.

El hombre está siendo reducido a una máquina y los valores mecánicos acabarán imponiéndose. El artista no es respetado, pero sí el científico y su técnica. La poesía está siendo sustituída por la prensa. La fiesta ya no es el centro de la vida, sino el empresario, el burócrata y el político. Todo lo que es hermoso se hace insignificante para el hombre, porque no sirve como medio para conseguir algo. Lo bello tiene un fín en sí mismo.

No hay manera de usar la poesía en una guerra moderna; se necesitan científicos y no poetas. Los músicos son menos necesarios que los economistas.

Toda nuestra vida gira en torno de cosas equivocadas; el dinero es mucho más importante que la meditación. La situación está patas arriba. El hombre está muriendo lentamente. Recordemos esto: si la muerte es rápida es posible ser evitada porque seremos intensamente consciente de ella. Pero, cuando es muy lenta, envenena muy despacio .......

Por ejemplo: una persona fuma diariamente. Aunque todos los especialistas le digan que es peligroso, que va a enfermar y morir, ella sabe que fuma todos los días y que aún no ha enfermado. Ya podemos escribir en todos los paquetes de cigarrillos que es perjudicial para la salud, ¿a quién le importa? La experiencia está diciendo otra cosa. Fumamos diariamente decenas de cigarrillos y aún estamos vivos.

Cada uno cree en su propia experiencia. El veneno es muy lento. Fumando veinte cigarrillos diariamente, se necesitan 20 años para que todo el sistema esté envenenado. Hoy, 20 años es mucho tiempo y el hombre tiene la vista corta y miope.

El mundo está siendo envenenado lentamente. Los ríos y los mares están polucionados, los lagos se están muriendo. La naturaleza está siendo destruída diariamente. Explotamos tanto la tierra que un día no podremos vivir en ella, tal como hoy lo hacemos.

El enfoque está equivocado; es totalmente destructivo. Estamos sacando de la tierra y no reponemos nada, solo explotamos. Rompemos la ecología y ya no vivimos en un círculo perfecto. Y la naturaleza lo es. Ella no destruye sino que transforma.

Pero el veneno es tan lento que no conseguimos ver como actúa. Existen políticos que no se detienen en acumular material de guerra, como si el hombre hubiese decidido suicidarse.

Y eso es lo que siente el corazón del poeta, del artista, del hombre con sensibilidad. Somos sensibles y por eso lo sentimos. Lo que está ocurriendo es importante y peligroso.

Los hombres siempre han muerto, pero ese no es el problema. Eso no es más que una parte de un gran reciclaje. Los cuerpos retornan a su fuente para ser renovados, se va al reposo eterno y volvemos otra vez, frescos y jóvenes. La vida agota, cansa y la muerte es el reposo.

Para el hombre la muerte es una bendición. Pero, para la humanidad es una maldición. El hombre muere y retorna, pero necesita a la humanidad para poder volver.

Vivimos en un bello planeta, pero está en manos de muchos neuróticos. Es por eso que sentimos que algo hay que hacer y con urgencia.

Hasta el final de este milenio, la humanidad estará presenciado destrucciones y esperando por el nacimiento de un hombre nuevo. Por un hombre que no odie la vida como lo hemos hecho hasta ahora; un hombre que de ninguna manera sea negativo, que no desee la vida después de la muerte, sino que viva todos los momentos lleno de alegría; que reciba la vida como un regalo y no como un castigo. Un nuevo hombre que no esté en contra de su cuerpo, sino que respete el templo de su alma. Que ame sin miedo. Que se relacione de todas las maneras, pero siendo capaz de ser él mismo.

Relacionarse y ser dependiente es señal de debilidad. Hemos de ser valientes y relacionarnos, permaneciendo independientes. El nuevo hombre tendrá valor. En el pasado existía en la Tierra dos tipos de cobardes: el terrestre y el extraterrestre. El hombre valiente vive en el mundo pero no pertenece a él. O esto sucede o la destrucción será inevitable.

No hay otra alternativa. El hombre no podrá sobrevivir mucho tiempo tal y como actúa ahora. Eso es lo que muchos estamos sintiendo y es por eso que hay prisas, que YO tengo prisas. Hay que intentar un nuevo futuro. Pero para esto hay que cerrar el pasado.

El pasado tiene que morir. Tenemos que abandonar todo lo que nos amarra a él. ¿Qué significa ser francés, alemán, español o inglés? Significa que se está preso a las tradiciones nacionalistas del pasado.

Hay que mirar hacia el futuro. Las raíces están en el presente, pero las ramas han de señalar al futuro. El pasado ya no tiene significado. Quisiera que cada uno de vosotros recordase esto cuantas veces fueran necesarias. Es preciso romper con el pasado. Hay que darse a luz a sí mismo y preparar el camino para el nuevo hombre.

Hay que insistir porque las personas están casi ciegas y sordas.

Hay una historia en la que unos monjes vieron un espíritu saliendo de un muro, pero solo lo suficiente para pronunciar una palabra. Y cada uno de ellos oyó una palabra diferente. El caso fue inmortalizado en este poema:

                    Aquel que quería morir, escuchó

                                        vive.

                    Aquel que quería vivir, oyó

                                        muere.

                    Aquel que quería guardar, escuchó

                                        dá.

                    Aquel que quería dar, oyó

                                        guarda.

                    Aquél que estaba siempre despierto, escuchó

                                        duerme.

                    Aquél que dormía siempre, oyó

                                        despierta.

                    Aquél que quería marchar, escuchó

                                        quédate.

                    Aquél que quería quedarse, oyó

                                        vete.

                    Aquél que no hablaba, escuchó

                                        habla.

                    Aquél que hablaba, oyó

                                        reza.

Es como si cada uno estuviese en el camino del otro.

Lo que os estoy diciendo tiene que ser transmitido al mayor número de personas posible. Y al mismo tiempo no olvidemos que la comunicación es difícil y casi imposible. Pero aún así, hemos de hacerlo. Aunque no se entienda más que pequeños fragmentos, es suficiente para crear la energía necesaria para que el nuevo hombre pueda nacer.

Aunque las personas no entiendan, aunque la verdad no sea comprendida, aún así es mejor que la mentira.

Pequeños fragmentos de verdad pueden permanecer; aún en la incomprensión. Y la verdad tiene un poder latente muy grande. Aunque caiga en el corazón como una semilla, acabará transformando todo en un jardín. Esto no puede ser evitado. Una simple gota y todo el mar estará en nuestro camino.

Una persona consciente no tiene ideales.

Una persona consciente vive por su consciencia.

Su interior y el exterior no está dividido.

El encuentro entre la inocencia de un pájaro y la consciencia de un ser humano crea un cristo.

Meditar significa estar consciente de todo lo que hacemos.

La única cosa necesaria es despertar y cuando somos una luz de consciencia, la vida vale la pena ser vivida. La vida es vida.

NOTA IMPORTANTE.-

A partir de este mes, se han de renovar las suscripciones anuales a las publicaciones de la Escuela Ave Fénix.

Al hacer la renovación, será envíado como obsequio el último libro de Salvador Navarro, titulado: "ENSEÑANZAS DE UN MAESTRO IGNORADO".

No serán remitidos ejemplares de "Alcorac", "Boletines", "Páginas Esotéricas", a no suscriptores, como se ha estado haciendo hasta ahora, por motivos puramente financieros. Lamentamos hacerlo, pero los gastos de papel, confección y correos, lo hacen materialmente imposible.

 

 

I N T E R E S A N T E

Si estás interesado en leer alguno de los libros, Circulares atrasadas o cualquiera de mis escritos, puedes hacerlo contactando con  las páginas web de Internet, siguientes:

Para consultas o pedidos, dirigirse a:

         Salvador Navarro Zamorano

         Madre de Dios de la Nieve nº 8

BUNYOLA  (Mallorca).

         Teléfono y Fax: 971: 61 33 92

         E-mail: snz2111@yahoo.es

           Página web: Salvador Navarro Zamorano

 

www.revistaalcorac.es

 

 

 

 

 

 

 

LIBROS ON LINE

Salvador Navarro Zamorano

 

 

 

Integración y Evolución

Enseñanza de Jesús de Nazareth y Grandes Religiones

Aforismos

Reflexiones

Segundo Nacimiento

Kábala

PROSAS LIBRES

Aforismos (LIBRO COMPLETO)

El Templo de la Luz

Rumbo a la Eternidad

La Busqueda del Ser

Una Escuela de Misterios

 

 

 

Enlaces de Interés

 

 

Revista Alcorac

Fuego Cósmico

Entrevista con las hadas

La Cueva de los Cuentos

Diccionario Esotérico

Filosofia del Arte

Como ser Don Quijote en el siglo XXI

CUENTOS DE ALMAS Y AMOR

NUEVA NARRATIVA

MONÓLOGO DE UN HOMBRE DIOS

DESECHOS URBANOS

EL CAMINO DEL MAGO

CRÓNICAS

REFLEXIONES_LIBRO

MANUAL DEL MAESTRO

HOMBRES Y DIOSES

LOS BUSCADORS DE LA VERDAD

NUEVA NARRATIVA 2

ORBISALBUM

 

 

 

 

 

 

OBRA LITERARIA DE D. SALVADOR NAVARRO ZAMORANO

 

Entre el silencio y los sueños

(poemas)

Cuando aún es la noche

(poemas)

Isla sonora

(poemas)

Sexo. La energía básica 

(ensayo)

El sermón de la montaña

(espiritualismo)

Integración y evolución

(didáctico)

33 meditaciones en Cristo 

(mística)

Rumbo a la Eternidad 

(esotérico)

La búsqueda del Ser

(esotérico)

El cuerpo de Luz 

(esotérico)

Los arcanos menores del Tarot 

(cartomancia)

Eva. Desnudo de un mito

(ensayo)

Tres estudios de mujer

(psicológico)

Misterios revelados de la Kábala 

(mística)

Los 32 Caminos del Árbol de la Vida

(mística)

Reflexiones. La vida y los sueños  

(ensayo)

Enseñanzas de un Maestro ignorado

(ensayo)

Proceso a la espiritualidad

(ensayo)

Manual del discípulo 

(didáctico)

Seducción y otros ensayos

(ensayos)

Experiencias de amor

(místico)

Las estaciones del amor

(filosófico)

Sobre la vida y la muerte

(filosófico)

Prosas últimas  

(pensamientos en prosa)

Aforismos místicos y literarios

(aforismos)

Lecciones de una Escuela de Misterios

(didáctico)

Monólogo de un hombre-dios

(ensayo)

Cuentos de almas y amor

(cuentos)

Nueva Narrativa (Narraciones y poemas)
Desechos Urbanos (Narraciones )
Ensayo para una sola voz VOL 1 (Ensayo )
En el principio fue la magia VOL 2 (Ensayo )
La puerta de los dioses VOL3 (Ensayo )
La memoria del tiempo (Narraciones )
El camino del Mago (Ensayo )
Crónicas (Ensayo )
Hombres y Dioses Egipto (Ensayo)
Hombres y Dioses Mediterráneo (Ensayo)
El libro del Maestro (Ensayo)
Los Buscadores de la Verdad (Ensayo)
Nueva Narrativa Vol. 2 (Narraciones)
Lecciones de cosas (Ensayo)
   

 

 

www.revistaalcorac.es

 

 

 

 

 

MAESTRO TIBETANO

 

Orbisalbum

 

 

 

 

 

La Cueva de los Cuentos