ALCORAC

 

Salvador Navarro Zamorano

 

 

                  

 

 

 

 

 

Dirigida a las Escuelas de:

            Barcelona

            Mallorca   

            Menorca

                                                           

                                                                                             

                                         Circular nº  Extra Verano.  Año V                                                                      

                                          Llubí, 1º de Julio,  de 1.999.

 

 

 

      El hombre no es lineal, nadie lo es. Todo está conectado entre sí, todas las cosas son dependientes unas de otras. La independencia,  - la propia palabra - es falsa, porque es dependencia. La realidad te hace interdependiente.

 

      Cada cosa se encuentra tan profundamente conectada con todas las demás, que nada puede existir de forma aislada. Si pudieras observar una pequeña flor en su totalidad, con sus raíces incluidas, habrás comprendido todo el cosmos, pues el universo en su totalidad, está implicado en ella, en la menor brizna de hierba está todo contenido.

 

      Recuerda que todas las descripciones son estáticas y la existencia es una dinámica siempre fluyendo. Todo lo que existe camina y se mueve en todas las cosas. Es imposible delinear los límites donde una termina y otra comienza; no hay fronteras marcadas ni podrá haberlas. Las diferencias no son más que señales de propósitos prácticos y no tienen valor existencial.

 

      Esta es lo primero que debemos entender. Es fundamental en la alquimia. Si lo comprendemos, muchos misterios nos serán aclarados. Entonces lo inferior se puede transformar en lo superior porque el uno contiene al otro. Un metal común puede ser transformado en otro, porque lo común ya contiene lo superior. Así se cumple una regla universal: "Lo que está arriba es como lo que está abajo; lo inferior contiene lo superior".

 

      La propia idea de que todo está interconectado hace la transformación posible. Si nada estuviese conectado entre sí, nada de esto sería posible. Si el mundo quedara aislado, sin ventanas, en individualidades atómicas, no habría ninguna posibilidad de transformación.

 

      Uno en Todo.

      Todo en Uno.

      Uno en Uno.

      Todo en Todo.

 

      La transformación es concebible porque tú eres yo y yo soy tú; nos interpenetramos. ¿Te concibes como aislado de todo, por un único instante? Tú no te puedes imaginar separado de nada. Una flor no está separada del árbol; ella muere en el momento que es cortada. El árbol no puede estar separado de la tierra. La Tierra no puede estar separada del Sol. El Sol no puede estar separado de su galaxia, y así sucesivamente. Todo lo que está separado se prepara para morir.

 

      Muerte significa separación. Vida significa unidad. "El Padre y yo somos uno", decía el Maestro Jesús. Por eso los egos se encaminan hacia la muerte, porque tienen idea de separación. Si te concibes en términos de ego, será tu única causa de muerte, porque el ego teme a la muerte. Lo que está vivo no puede morir, porque la vida es eterna. Pero la vida no es tuya, no puedes poseerla. La vida nos pertenece a todos. La vida tiene una inmensidad, una infinitud. La muerte es minúscula, individual; la vida es universal. Por tanto, cuando tú vives, formas parte del universo, y cuando mueres, lo haces porque consideras que estás separado.

 

      Cuanto más sientes que formas parte del Todo, más vida tendrás.

 

      Jesús decía: "Venid a mí y os daré vida en abundancia". ¿Cuál es el secreto de la vida abundante? El secreto es: muere como ego, desaparece como entidad separada y el universo y lo que contiene será tuyo. Deja de poseer y todo te pertenecerá. Intenta poseer y serás minúsculo y limitado, morirás. El secreto de ser y estar más vivo consiste en un fenómeno único: abandona la idea de separación. Y cuando eso ocurra, sentirás la vida como un fuego dentro de ti.

 

      Si te enamorases de alguien, la vida alumbraría dentro de ti. Y no ocurriría gran cosa, sólo que dos personas se sienten una. Aprende esta lección de amor. Dos personas sintiéndose una, ¡qué éxtasis! Imagínalo. Si te enamoras del Todo, ¡cuanto éxtasis y alegría puedes vivir! Eso es vida abundante, vida infinita.

 

      Sepárate . . . . hay personas que viven tan egoisticamente que no pueden amar; son las personas más miserables del mundo. Esta es mi definición del infierno: vivir separado es el infierno. Vivir unidos es el paraíso. Desaparecer completa, enteramente, ésa es la libertad suprema.

 

      Lo segundo que debemos recordar es que la vida es polar. La comprensión de esto es fundamental. Pero esta polaridad no significa oposición. La polaridad significa que los opuestos son complementarios entre sí, ellos se sustentan. La vida no puede existir sin la muerte, entonces la muerte no es una enemiga. ¿Cómo se puede ser enemigo de algo o alguien, si no se puede existir sin ella? Ella te prepara el terreno para la vida: ayuda a la vida, la provoca, la desafía.

 

      Imagina. Si tu cuerpo viviese eternamente, no vivirías de ninguna de las maneras, tendrías el infinito para aplazar todas las cosas eternamente. "¿Por qué amar hoy si puedo hacerlo mañana?" Y si el mañana es infinito, ¿para qué preocuparse? Si tu vida corpórea fuese eterna, tus plazos también lo serían.

 

      No puedes aplazar nada porque no tienes la seguridad de si habrá un mañana. Nadie sabe si la próxima hora llegará, por eso sólo los tontos aplazan todo para otro día. El sabio vive aquí y ahora. No se puede permitir el lujo de dejar algo para más tarde, porque sabe que el momento es suyo, solamente el real momento, el segundo siguiente puede venir o no. ¿Cómo se puede dejar algo para mañana?

 

      El sabio sabe que no existe otro tiempo sino el ahora, no existe otro espacio sino el aquí. El tonto si tiene cólera, la vive ahora. Si está amando, lo deja para mañana. Todo lo que es estúpido lo sigue viviendo y todo lo que es luminoso lo sigue aplazando. El hombre sabio también da plazos, pero lo hace con las estupideces.

 

      La vida existe por la muerte. La muerte da intensidad a la vida, la desafía, incita a vivir de manera intensa, porque ¿quién sabe?, podría no haber mañana. La muerte nos estimula a vivir de una manera total.

 

      Eso ocurre con todas las polaridades: negativo y positivo, amor y odio, belleza y fealdad, día y noche, verano e invierno. Igualmente con el hombre y la mujer. El hombre no puede existir sin la mujer ni la mujer sin el hombre. Ellos forman parte de un proceso dialéctico. Entre esos dos polos hay atracción y repulsión, pues ambos no pueden estar separados. De esa manera tú te sientes atraído en dirección a la mujer o del hombre y, al mismo tiempo, repelido. Una parte de ti quiere estar con la mujer y otra quiere estar solo.

 

      Siempre dudas. Si estuvieras con una mujer o con un hombre, comenzarías a desear la libertad de estar contigo mismo. De repente, te vuelves interesado en estar solo y libre, y no sabes de dónde viene este deseo, cómo se ha originado. En el momento que dejas al otro, ese deseo, esa ansia, desaparecerá. Cuando estás solo te sientes solitario. No sientes la libertad, no hay más que soledad a tu alrededor. La vida te parece oscura, fría. Nace el deseo de tener compañía. Ansías el amor por compañía.

 

      Este es el problema entre el hombre y la mujer. Ellos se atraen y se repelen al mismo tiempo. Desean permanecer juntos y al mismo tiempo estar separados, solos consigo mismos. Esa es la razón del constante conflicto entre las parejas.

 

      El matrimonio es un proceso de amor-odio, de atracción-repulsión. Si dura mucho tiempo ocurren muchos mini-divorcios, casi a diario, es la manera de que la situación se prolongue. Si ambos deciden no pelear ni discutir, será un matrimonio de plástico. Estarán juntos, harán lo posible por no separarse, pero nunca estarán realmente unidos, no conocerán la unidad. Serán dos personas educadas, pero no auténticas. El matrimonio es algo así como una enemistad íntima, una lucha amigable. Con todo, entre dos batallas, hay momentos de paz y ellos son hermosos, en virtud de la lucha que han sostenido.

 

      Las parejas luchan y así consiguen mantener viva la llama del amor. Cuando pelean se separan y, al verse distantes el uno del otro, en su psicología comienzan a desear al otro, a sentir su falta. Entonces procuran de alguna manera encontrarse. Finalmente, se aproximan lo bastante, pues ya han experimentado el gusto de la soledad. Ahora quieren permanecer cerca el uno del otro. Una vez experimentada la proximidad, desean nuevamente permanecer solos.

 

      De esta manera no hay inquietud. Se trata de un fenómeno fundamental y no puedes escapar de él. La única manera de evitarlo es a través de una boda simulada, que no es un casamiento real. "Ser corteses el uno con el otro". Se trata de una especie de contrato. "Tú me necesitas y yo te necesito". Eso es todo. "Tú eres mi seguridad y yo seré la tuya". Es como un contrato legal, pero no es un matrimonio.

 

      Este es el segundo fundamento que ha de ser entendido, antes de pasar al nuevo comentario.

 

      Y la tercera cosa, la más importante: es que ningún hombre es sólo hombre y ninguna mujer es sólo mujer. Cada uno integra a los dos sexos. El hombre contiene a la mujer dentro de sí y eso ocurre también con la mujer con respecto al hombre. Asi que no es una cuestión de un hombre o una mujer externa; se trata de un fenómeno interno, pues lo de dentro y lo de fuera tiene una correspondencia. Así como digo: "lo que es arriba así también es abajo", puedo decir: "Si hay un externo, entonces ha de haber un interno".

 

      Tu realidad interna es también del mismo modo que tu realidad externa; ellas se corresponden y equilibran. Con todo, una complejidad mayor surge, porque cada hombre tiene una mujer dentro de él y necesita llegar a un acuerdo con ella. No se trata de una cuestión de que exista una mujer externa que tú amas; si fuese así, las cosas serían menos complicadas.

 

      Siempre que dos personas se aman, hay cuatro personas. Puedes sentir la complejidad. Es siempre un sexo grupal, pues cada uno contiene la esencia del otro y esto es inevitable, porque nacemos de la unión de un hombre y una mujer. Alguna cosa de tu padre está en ti, como también algo de tu madre. Nuestros padres contribuyen a nuestra forma de ser. Puedes ser físicamente un hombre, el mecanismo de un hombre, pero en el fondo de tu psiquis, ni eres hombre ni mujer, sino una combinación porcentual de los dos. Es por esa razón que te digo que necesitamos usar una sola palabra para ambos.

 

      Hasta ahora he usado "hombre" cuando deseo referirme a ambos. Eso se debe únicamente al hecho de que el hombre ha sido dominante en el pasado. Pero en el futuro debe oscilar hacia el otro polo, lo que sería justo, porque la palabra "man" en inglés, no contiene a la mujer, pero la palabra "woman" (mujer en inglés), contiene al hombre.

 

      Lo mismo ocurre con "he" (en inglés "él") y "she" ("ella" en inglés). "She" contiene al "he", pero el "he" no contiene a "she". Pero ambos se contienen mutuamente. Debido a eso hay una posibilidad de homosexualidad, a causa de esta dualidad interior. Puedes usar al hombre exteriormente y estar interiormente sintonizado con la mujer íntima. No hay ningún problema en eso. Tu espíritu permanece libre. Puedes interiormente estar identificado con el hombre o la mujer interior.

 

      Si eres un hombre físicamente y te identificas interiormente con la mujer, la homosexualidad será la consecuencia. Ella se puede manifestar de muchas maneras y por varias razones. Actualmente, la ciencia es capaz de cambiar tu sexo físico. Eso es posible, porque basta alterar las hormonas y su química, para que un sexo se transforme en el otro. Esto demuestra simplemente que somos ambos. La diferencia corporal no es más que un énfasis.

 

      Hay la posibilidad de que en el futuro podamos cambiar de sexo a voluntad y con más frecuencia, y si tenemos la opción de vivir ambas polaridades en una vida, entonces ¿por qué no? Si puedes disfrutar de los dos puntos de vista, ¿por qué no? Habrá otra libertad. Vives como un hombre durante treinta o cuarenta años  y si te parece suficiente, pues te gustaría mirar la vida desde el otro lado y saber cómo se ve la vida desde otro ángulo.

 

      Entonces son tres los fundamentos: Primero, todas las cosas son interdependientes. Segundo, la vida es polar y las polaridades no se oponen, pues se complementan. Tercero, internamente cada uno es una dualidad, nadie es único.

 

      Estos tres fundamentos se refieren a la polaridad interna y, a no ser que trasciendas estos tres estados, no alcanzarás la unidad, seguirás permaneciendo dividido. La meditación es un modo de trascender estos dos polos. La meditación te aparta de los dualismos.

 

      En la vida común tú eres dual. En el espacio de veinticuatro horas cambias de un polo a otro. Observa. Puedes ser un hombre pero, a veces, eres femenino, vulnerable. Puedes ser una mujer pero, a veces, durante el día eres masculina. Cuando la mujer es masculina se vuelve agresiva, pero es una agresividad fuerte, como la tierra nueva. Y así también es con el hombre. Si un  hombre es amoroso, lo será más que una mujer, pues es una parte nueva, poco usada, y por eso es muy viva. Este extraño fenómeno será observado muchas veces si estás atento.

 

      La mujer es generalmente amorosa; el hombre no. La mujer es agresiva en algunas ocasiones, pero si realiza este cambio, lo hace en profundidad. El hombre es amoroso algunas veces, más cuando ama lo realiza con intensidad. Estas son las dos partes no usadas de nuestro ser. Si se vuelven activas tienen un frescor, una fertilidad, una riqueza.

 

      Esa polaridad interna te mantiene en una especie de conflicto; sin ella no puedes existir. El Uno permanece invisible, por esa razón Dios es desconocido. Para hacerse visible el Uno necesita transformarse en dos. Necesitas escribir con tiza blanca en un fondo negro, entonces las palabras pueden ser vistas y leídas.

 

      Para existir necesitas el contraste. Es por eso que durante el día no puedes ver las estrellas, en la oscuridad la noche es el fondo donde ellas se reflejan. Durante el día están en el mismo sitio, pero no hay contraste, son invisibles.

 

      Dios es invisible. Si Él quiere ser hombre o mujer, tendría que ser dos, ser materia y espíritu, cuerpo y alma. Solamente el dos es visible. El mundo es visible por el "dos", vivimos en un mundo dual. Y cuando puedes hacer que esa dualidad desaparezca en la unidad, tú te haces invisible. Esto tiene un gran significado, pero es una metáfora. No significa que no puedas verme. Tú podrás mirarme, pero no puedes verme. Una parte es invisible para ti. Interiormente, la polaridad desaparece, la dualidad no podrías encontrarla. Sólo puedes ver lo dual.

 

      Dios necesita ser dos, entonces el juego es posible. Las antiguas escrituras orientales afirman que Dios se sentía muy solitario. Entonces se convirtió en dos: hombre-mujer, buey-vaca, carnero-oveja, etc. Toda la existencia es sexual. Por "sexual" quiero decir dual. La ciencia descubrirá un día que existen planetas masculinos y femeninos. Tiene que ser así. La antigua astrología dice que cada cosa es dual y yo estoy de acuerdo con ella. Es por eso que el Sol es representado como masculino y la Luna como femenina. No se trata de poesía, es un hecho. La ciencia no ha podido aún descubrir esto, pero tiene que ser así. Si cada cosa es dual, entonces no puede haber excepciones.

 

      Tu atracción por una mujer o por un hombre te mantiene vivo. Ahora serás capaz de entender por qué los grandes místicos han enseñado como ir más allá del sexo, pues a no ser que vayas más allá de la dualidad, no llegarás a Dios. A menos que superes la dualidad, permanecerás amarrado a la dualidad del mundo. El "mundo" es Dios manifestado y "Dios" significa la desaparición del mundo en lo no manifestado.

 

      En la teología cristiana las cosas no son tan profundas, son más superficiales. En ella tienes una creación. ¿Y la no-creación? ¿Cómo puede haber creación sin no-creación? Hay un momento en que Dios se hace manifiesto y, hay otro momento en el cual Dios se torna nuevamente no-manifestado. El Todo desaparece en la Nada.

 

      Tú estás con tu mujer, pero te cansas, quieres soledad y meditar. Dios también se cansa del Universo y, entonces quiere retirarse. Desaparece en la unidad. Todo desaparece. Y entonces comienza a crear nuevamente otro Universo.

 

      Y eso ocurre de la misma manera con cada alma individual. Vives tu vida, te cansas y deseas ir más allá de la vida. Has vivido mucho tiempo con tu cuerpo y ahora estás cansado. Quieres ir más allá del cuerpo. Entonces podrás entender mi insistencia cuando te digo que no temas al mundo ni pretendas huír de él, pues el mundo es el único lugar donde puedes renunciar. Él es uno de los dos polos. Por eso te digo que no huyas de ninguna mujer ni de ningún hombre. Si escapas, seguirás estando interesado. No huyas. Vive completamente. Entrégate al mundo y la propia entrega será tu renuncia. En tu entrega comienzas a sentir que llegó la hora de desaparecer en la noche. Solo cuando te encuentras realmente cansado, podrás ir hacia la absoluta profundidad.

 

      Con toda seguridad muchos que estarán leyéndome me interpretarán mal.

 

      Yo no enseño tonterías ni vicios. Enseño a renunciar. La renuncia no puedes hacerla en el interior de un convento, aislado del mundanal ruido. Será una renuncia falsa, impuesta, porque íntimamente seguirás siendo un hombre mundano y soñando con el mundo que has dejado fuera.

 

      Vive en el mundo. Vive realmente en él, hasta que te canses, hasta que seas liquidado por él, de tal forma que un día, repentinamente, el mundo pierda todo sentido para ti y la renuncia se produzca de un modo natural.

 

      Para mí, la renuncia real ocurre en este mercado del mundo, en esta feria de vanidades, sin imposiciones ni obligaciones, naturalmente.

 

 

 

                              NOTA IMPORTANTE

 

 

 

 

Recuerdo a mis amigos y alumnos que el próximo mes de Octubre, desde el día 9 al 12, ambos inclusive, se realizará un Curso en Gisclareny (Bagá), en el que se ampliarán los Temas "La curación por el Espíritu" y " El despertar del Héroe interior (Los 12 arquetipos)", además de la continuación de las meditaciones. Respetaremos el orden de inscripción, hasta un máximo de 25 asistentes, pues algunas personas ya han hecho sus reservas. El costo del Curso será de 5.000.- Pesetas y el gasto de comidas se repartirá entre los asistentes, pudiéndose calcular entre 5/6.000.-Ptas. cada uno. Para información e inscripción llamar a Sefa. Tfno. 93 - 417 25 34 ó a Salvador en el teléfono 971 - 52 24 11.

 

 

 

                        *   *   *   *   *   *   *

 

 

 

 

      La realidad individual es esencialmente ilusoria. Básicamente los objetos y acontecimientos forman parte de un modelo que, a su vez, se integran en un esquema superior y así hasta el infinito, hasta que todo esté incluido en un modelo universal. Existen eventos y objetos individuales, pero su individualidad es nítidamente secundaria a su existencia como parte de la unidad del conjunto.

 

      Todo está contenido o es interpenetrado por todas las demás cosas. Aquellos que poseen la clase adecuada de sensibilidad, pueden vislumbrar una realidad de penetraciones recíprocas que se extienden más allá de la esfera ilusoria de la separatividad. " El Universo es comparado a una tela de piedras preciosas, brillantes, conteniendo cada piedra el reflejo de todas las demás y su reflejo, por otro lado, existe en las demás piedras: "una en todas y todas en una".

 

      Cada uno de nosotros se relaciona entre sí con la totalidad de las cosas, conteniéndolas en esencia.

 

      Cada uno de los mundos superiores, como también de los mundos inferiores, están interpenetrados por nuestro mundo objetivo: que, en lo tocante al punto de localización, millones de cosas y seres están a nuestro alrededor y dentro de nosotros, de la misma manera como nosotros estamos a su alrededor, juntos y dentro de ellos. 

 

 

 

 

I N T E R E S A N T E

Si estás interesado en leer alguno de los libros, Circulares atrasadas o cualquiera de mis escritos, puedes hacerlo contactando con  las páginas web de Internet, siguientes:

Para consultas o pedidos, dirigirse a:

         Salvador Navarro Zamorano

         Madre de Dios de la Nieve nº 8

BUNYOLA  (Mallorca).

         Teléfono y Fax: 971: 61 33 92

         E-mail: snz2111@yahoo.es

           Página web: Salvador Navarro Zamorano

 

www.revistaalcorac.es

 

 

 

 

 

 

 

LIBROS ON LINE

Salvador Navarro Zamorano

 

 

 

Integración y Evolución

Enseñanza de Jesús de Nazareth y Grandes Religiones

Aforismos

Reflexiones

Segundo Nacimiento

Kábala

PROSAS LIBRES

Aforismos (LIBRO COMPLETO)

El Templo de la Luz

Rumbo a la Eternidad

La Busqueda del Ser

Una Escuela de Misterios

 

 

 

Enlaces de Interés

 

 

Revista Alcorac

Fuego Cósmico

Entrevista con las hadas

La Cueva de los Cuentos

Diccionario Esotérico

Filosofia del Arte

Como ser Don Quijote en el siglo XXI

CUENTOS DE ALMAS Y AMOR

NUEVA NARRATIVA

MONÓLOGO DE UN HOMBRE DIOS

DESECHOS URBANOS

EL CAMINO DEL MAGO

CRÓNICAS

REFLEXIONES_LIBRO

MANUAL DEL MAESTRO

HOMBRES Y DIOSES

LOS BUSCADORS DE LA VERDAD

NUEVA NARRATIVA 2

ORBISALBUM

 

 

 

 

 

 

OBRA LITERARIA DE D. SALVADOR NAVARRO ZAMORANO

 

Entre el silencio y los sueños

(poemas)

Cuando aún es la noche

(poemas)

Isla sonora

(poemas)

Sexo. La energía básica 

(ensayo)

El sermón de la montaña

(espiritualismo)

Integración y evolución

(didáctico)

33 meditaciones en Cristo 

(mística)

Rumbo a la Eternidad 

(esotérico)

La búsqueda del Ser

(esotérico)

El cuerpo de Luz 

(esotérico)

Los arcanos menores del Tarot 

(cartomancia)

Eva. Desnudo de un mito

(ensayo)

Tres estudios de mujer

(psicológico)

Misterios revelados de la Kábala 

(mística)

Los 32 Caminos del Árbol de la Vida

(mística)

Reflexiones. La vida y los sueños  

(ensayo)

Enseñanzas de un Maestro ignorado

(ensayo)

Proceso a la espiritualidad

(ensayo)

Manual del discípulo 

(didáctico)

Seducción y otros ensayos

(ensayos)

Experiencias de amor

(místico)

Las estaciones del amor

(filosófico)

Sobre la vida y la muerte

(filosófico)

Prosas últimas  

(pensamientos en prosa)

Aforismos místicos y literarios

(aforismos)

Lecciones de una Escuela de Misterios

(didáctico)

Monólogo de un hombre-dios

(ensayo)

Cuentos de almas y amor

(cuentos)

Nueva Narrativa (Narraciones y poemas)
Desechos Urbanos (Narraciones )
Ensayo para una sola voz VOL 1 (Ensayo )
En el principio fue la magia VOL 2 (Ensayo )
La puerta de los dioses VOL3 (Ensayo )
La memoria del tiempo (Narraciones )
El camino del Mago (Ensayo )
Crónicas (Ensayo )
Hombres y Dioses Egipto (Ensayo)
Hombres y Dioses Mediterráneo (Ensayo)
El libro del Maestro (Ensayo)
Los Buscadores de la Verdad (Ensayo)
Nueva Narrativa Vol. 2 (Narraciones)
Lecciones de cosas (Ensayo)
   

 

 

www.revistaalcorac.es

 

 

 

 

 

MAESTRO TIBETANO

 

Orbisalbum

 

 

 

 

 

La Cueva de los Cuentos